Reposo de la vid

0763 FSV VINEDOS

Mucho se habla de la vendimia y todos los cambios que sufre la vid para por fin poder cosechar su fruto, pero te has preguntado ¿Qué pasa después?.

Hablemos del Reposo de la Vid. Después de un año de haber trabajado arduamente para poder producir las mejores uvas y así poder elaborar los vinos de mejor calidad, al entrar el otoño la vid comienza a perder sus hojas hasta que queda completamente desnuda y entra en reposo o en la etapa conocida como dormancia o latencia

Aunque a simple vista pudiera parecer que no está pasando algo en el viñedo, esto no es del todo cierto pues se presentan pequeños cambios que ayudan a mantener las funciones metabólicas básicas de la vid. Durante esta fase la planta logra sobrevivir gracias a las reservas que ha almacenado durante la temporada anterior y se queda en sus estructuras leñosas como las raíces, troncos y brazos. Sin embargo, aunque las vides han almacenado sus reservas hasta su próximo brote, es extremadamente importante preparar bien las vides para su periodo de dormancia.

Reposo de la vid

Todos los seres vivos tienen una etapa productiva y una de descanso, así también las viñas necesitan un periodo para descansar y poder ser productivas para la siguiente cosecha. La etapa de reposo de la vid empieza en otoño y termina al finalizar el invierno.

La preparación de las vides para el invierno comienza entre la recolección y la primera helada. Ayudar a la viña a sobrevivir el período frío ayudará a una alimentación oportuna, a tratar plagas y enfermedades, y es el mejor momento para el manejo del suelo del viñedo.

Dado que cada viñedo tiene un estado de crecimiento y manejo diferente, debe tratarse de acuerdo con sus requisitos particulares, pero existen algunas pautas generales para el manejo postcosecha del viñedo. Las pautas permiten a los viticultores preparar las cepas para el reposo, así como asegurar que el desarrollo reproductivo y el crecimiento de los brotes en la siguiente temporada de vegetación estén bien.

Reposo de la vid

Entonces, si bien puede parecer que la vid está estéril ya que permanece inactiva durante el invierno, en realidad ya se está preparando para la próxima temporada. 

Durante los meses de invierno, también se debe realizar una poda cuidadosa para garantizar que permanezca la cantidad correcta de brotes en la vid. Por tanto, la poda es una parte importante de las prácticas del viñedo no solo en verano para controlar el exceso de follaje, sino también en invierno para controlar la cantidad de brotes que se quedarán para la siguiente temporada.

Reposo de la vid

Podemos dividir las fases que sufre el viñedo en las siguientes 4: 

Pre-reposo vegetativo. Esta primer fase comienza con la caída de las hojas, quedando la planta desnuda, después las yemas se comienzan a formar sobre el pámpano. Es aquí donde se alcanza un nivel de organogenia suficiente donde las condiciones son aptas para desarrollarse y permitir la formación de un nuevo brote cuando las condiciones sean favorables. La fase dura aproximadamente una semana.

Reposo de la vid

Entrada en reposo vegetativo. Durante algunas semanas, las yemas que se formaron en la etapa anterior comienzan a perder la posibilidad de brotar rápidamente, pues la vid tiene una presencia alta de ácido abscísico pues es la respuesta adaptativa normal de la planta al estrés al que se somete por el periodo en el que se encuentra.

Reposo vegetativo. Es una fase un poco más larga, dura de uno a dos meses. Aquí las yemas se encuentran descansando, pues al principio tuvieron un tiempo alto de brotación, que después disminuye por las temperaturas crecientes.

Reposo de la vid

Pre-brotación. Se trata de la fase más larga que se extiende a 3 o 4 meses. Las yemas después de sufrir las bajas temperaturas, comienzan a brotar rápidamente con el aumento de la temperatura en el ambiente al acercarse cada vez más la primavera.

 

Entonces, si bien puede parecer que la vendimia es el momento más vital en un viñedo, el manejo de la vid, la poda y el impacto del clima en los meses de invierno hacen que la cosecha sea exitosa en el verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *